Casi siempre que leo sobre feedback encuentro artículos relacionados con el lado profesional, y eso me ha hecho reflexionar si al igual que usamos esta herramienta en nuestro trabajo lo hacemos en la vida personal.

Yo soy una única persona física pero luego hay muchos otros roles: soy empleada de una empresa, también soy colega de trabajo, de cañas, amiga, hija, hermana y esposa. En todas esas versiones de mi misma, no solo quiero cumplir, quiero ser mejor.

A mis amigos les voy a preguntar si se sienten escuchados, si saben que estoy ahí cuando me necesitan por un problema o para celebrar un buen momento juntos.

A mis padres si están orgullosos de mí, si les digo que les quiero lo suficiente, si se sienten queridos y saben que no les voy a abandonar.

A mi hermana si sabe que pase lo que pase y haga lo que haga siempre estaré ahí, si sabe que soy su alma gemela, que la quiero con locura y si tiene por seguro de que voy a estar a su lado toda la vida.

Feedback_vida_personal

Y a mi marido, también mi amigo, mi compañero de vida, mi amante, mi revisor de artículos y asesor de compras, le preguntaré si se siente amado, respetado, valorado, si le hago reír lo suficiente, si le doy todos los besos que necesita al día y si puedo hacer que disfrute más en nuestra intimidad.

El feedback es una herramienta tan potente que quiero forme parte de mi desarrollo personal al igual que del profesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s