Métricas en equipos mas allá de los números

Métricas en equipos mas allá de los números

Hace algún tiempo empecé a trabajar con un equipo que tenía problemas y no entregaba  valor al cliente. Empezamos a reflexionar juntos sobre las personas del equipo, sus interacciones, qué producto desarrollaban, qué impedimentos habían tenido últimamente, qué estaban haciendo para resolverlos, etc. Muchas retrospectivas, muchos detalles a perfilar en el día a día, muchas preguntas incómodas. Con el tiempo, sus resultados mejoraron, el equipo resolvía problemas de los clientes, aprendían del feedback, sus entregas de valor eran frecuentes y tenían un ritmo sostenible. Esto era algo que cualquier compañero o SH podía percibir fácilmente, veían que ciertos números cambiaban y con ello sentían que el equipo trabajaba mejor. Pero yo, que estaba sentada con ellos en el día a día, me di cuenta de que había otros números que no eran fáciles de visualizar pero que demostraban el cambio en el equipo, a nivel individual y en sus interacciones.

VanesaTejada_MetricasEquipos

Cuando había un imprevisto durante el sprint, los suspiros se transformaron en preguntas: “¿tiene más valor el imprevisto o el sprint goal?”.

Cuando salía un marrón recurrente que no habían solucionado aún, los “no jodas otra vez” se transformaron por sonrisas burlonas y proactividad con frases de coña como: “venga anda ya me pongo y nos quitamos esto de encima”.

Cuando alguien se sentía bloqueado con su actividad, las luchas consigo mismo para sacar algo sin avanzar se convertían en una petición de ayuda al equipo, sin esperar al daily scrum del día siguiente.

Cuando el equipo veía que su forma de trabajar estaba generando un problema que estaba comprometiendo el sprint goal, se paraban para tratarlo y reorganizarse sin esperar a la retrospectiva, donde luego al final del sprint reflexionaban sobre cómo habían reaccionado y si tomaron la mejor decisión. El equipo quería minimizar el tiempo que pasa desde que existe un conflicto hasta que se trata.

Cuando se hacía un code review, los: “tío esto que has hecho no está bien”, dejaron de tomarse como algo personal y se convirtieron en una sesión de formación entre dos miembros del equipo.

Cuando en un sprint no habíamos sido capaces de conseguir el sprint goal, los silencios y cabezas agachadas en las retrospectivas se transformaron por preguntas como: ¿puedo abrir la retro yo hoy?.

Cuando las cosas salían bien, en vez de dejar pasar el momento y ya está, se celebraba y daban kudos.

Cuando las cosas salían mal, se analizaban problemas en vez de buscar culpables.

Los cambios de comportamiento en los equipos son también métricas, a veces más valiosas que las que con números se representan.

Al final, los problemas siguen existiendo, los imprevistos siguen pasando, las interrupciones surgen y los cambios de prioridades ocurren, y es el comportamiento del equipo el que permite lidiar con estos hechos de forma colaborativa y constructiva.

 

Mejora tu blog con el feedback de tus lectores


A primeros de año estuve reflexionando sobre mis experiencias vividas en 2016 y qué cosas me gustaría hacer durante 2017, quería tener una dirección y unos propósitos, siempre dejando margen a lo que la vida me ponga por delante.

Una de las cosas que quería mejorar era mi blog. Escribo por placer, me gusta compartir, y quería optimizar el tiempo que le dedico compartiendo sobre los temas que más valor aportan, quería sentirme más efectiva. Recordé lo que predican las metodologías ágiles, el feedback como herramienta de inspección, adaptación y por tanto mejora continua, así que fue fácil, me decidí a preguntarle a mis lectores y lectoras cómo mejorar los contenidos de mi blog. Hoy quiero compartir con vosotros como lo hice y los resultados que he obtenido.

Si quieres mejorar el contenido que compartes en tu blog, pregunta a tus lectores directamentetwitter_logo_blueTweet

Cómo pedir feedback online

Sencillamente hice un formulario con Typeform, una herramienta que ya he utilizado en otras ocasiones y que además de permitirme crear formularios rápidamente, me facilita la forma de difundirlo en las redes y realizar un análisis de los resultados.

vanesatejada_feedback_2017_topics

VanesaTejada_Feedback_2017_ThumbsUp.png

Además de estas dos preguntas, dejé un campo abierto para proponer otros temas o escribir comentarios en texto libre. Me he llevado una sorpresa muy grata la verdad, he leído testimonios y opiniones que me están resultando de gran ayuda, como por ejemplo:

“Solo que te enfoques más en tus experiencias en el día a día, transcender a la teoría y explicar las experiencias vividas.”

“Keep up the great work”

“Sigue así, tus textos nos ayudan a mejorar a todos”

Hay una persona, cuyo testimonio no voy a poner y que me ‘reta’ a que adivine quién es. No soy capaz. Aun así, gracias por tus palabras.

Cómo tomar acciones tras los resultados

He empezado a poner la categoría en los borradores del blog, antes sólo dejaba la idea para que fuera ‘macerando’ como me dijo una vez Jerónimo Sánchez. Después me he hecho una lista de preguntas que me ayudan a la hora de escribir, me guían para combinar la experiencia real vivida que me inspira a escribir el artículo, junto con las teorías, valores y principios en los que creo.

Gracias lectores y lectoras, followers y followeras por el feedback.

Mi experiencia como profesora del MMA


Este viernes y sábado fueron los grandes días. Cuando acepté este reto, sabía que iba a ser una experiencia muy enriquecedora, nueva y emocionante, pero no imaginaba que fuera a aprender tantísimo, a nivel personal y profesional.

vanesatejada-productividad-y-aprendizaje-personal

Aprendizajes antes de la clase

Cuando acepté la oportunidad de ser profesora en el MMA de la asignatura Productividad y Aprendizaje Personal, mi primer objetivo fue separar mi sistema de productividad personal de la teoría original que iba a contar, para no contaminar a los alumnos con mis trucos después de tanto años trabajando en mi sistema. Primero me hice un enorme mapa mental sobre mi sistema de organización y flujo de trabajo, después me puse a estudiar de nuevo.

Volví a leerme la biblia de Getting Things Done (GTD), me compré el libro de Jose Miguel Bolívar – que llevo a medias y me encanta – y fui poco a poco volcando las ideas clave en Trello para crear la Story Board de la clase, siempre respetando la biblia.

El gran aprendizaje de esta fase fue reaprender GTD y afilar la sierra  cuyo beneficio fue hacer algunos cambios en mi sistema para mejorarlo.

Cuando asumí el reto de enseñar me preocupaba plantar una semilla de conocimiento incorrecta en las personas.

vanesatejada_productividad-y-aprendizaje-personal-trello

Aprendizajes durante la clase

El día que llegué a la clase, estaba como un flan. A los 15 minutos me dejó de temblar la voz, veía la cara de la gente atenta, empezaban a surgir preguntas, tomaban notas y se reían de mis chascarrillos, así que me relajé y todo empezó a fluir.

Ha sido muy bonito ver cómo los alumnos han contribuido a que el material del próximo año sea mejor gracias a su feedback, experiencias personales y nuevas ideas que han surgido de los debates y ejercicios.

vanesatejada_productividad-y-aprendizaje-personal-clase

Me encantó que al final de la clase compartí con ellos cosas que hasta ahora pocos sabían, algunos experimentos y trucos. Su reacción e interés me emocionaron y me han animado a añadir nuevos artículos al backlog del blog.

El gran aprendizaje de esa fase fue sentir como disfrutaba de hablar de un tema que me apasiona y que está en mi ADN: la productividad personal.

Aunque seas el profesor, crea un espacio donde los alumnos participen y enseñen cosas nuevas tanto a ti como al resto de la clase.

Aprendizajes después de la clase

La despedida de los alumnos fue maravillosa. Han sido geniales, divertidos, participativos y me han hecho sentir muy bien durante estas 8 horas juntos.

Hicimos una retrospectiva Starfish al final para que me ayudaran a mejorar los contenidos de la materia. Además me han pedido adaptar algunas de las imágenes y esquemas que proporcioné en la clase ,así que ya tengo una lista de acciones para llevar a cabo durante la próxima semana.

vanesatejada_productividad-y-aprendizaje-personal-grupo

Empecé a preparar la asignatura en la primavera de 2016. En otoño empecé a listar los temas que quería tratar y a partir de noviembre de 2016 cada tarde le dedicaba unas 2 horas al material final. Han sido muchas horas, hubo un momento en el que me llegué a preguntar: “Madre mía… ¿esto me compensa?”…

El aprendizaje final es que sí, sí me compensa.

Hasta el próximo año.

Adiós 2016 y Hola 2017


Un año se termina y otro empieza. Creo que los cambios de año son muchas veces una excusa o motivación para hacer un cambio, aunque si la dicha es buena cualquier momento será el adecuado. En mi caso el cambio de año me invita siempre a hacer reflexionar sobre lo vivido y pensar en nuevos retos.

vanesatejada_hola2017

Mis vivencias y aprendizajes

Después de dos años de trabajo, yendo despacio pero con buena letra, he conseguido consolidar un proceso de gestión de portfolio de proyectos para una línea de negocio con equipos y roles distribuidos, que está sirviendo de ejemplo en otras áreas de mi empresa. He aprendido que la paciencia, la persistencia y la constancia son fundamentales si deseas generar cambios en tu organización. Un ejemplo de ello son también los 5 años que llevo desarrollando Visual Thinking para crear paneles que ayuden a los equipos a gestionar su proyectos, tareas, objetivos y visualizar información que les facilite la toma de decisiones.

Por primera vez he formado parte de los encuentros #cafeyproductividad, donde nuevas personas me inspiran en mi proceso de mejora continua para ser más efectiva en todos los aspectos de mi vida. He aprendido que salir de tus ‘comunidades de confort’ y ampliar tu círculo de contactos contribuye a tu riqueza personal.

Por primera vez asistí a una conferencia fuera de España y aproveché el día del open space para dar mi primera charla en público en Inglés, un reto personal que tenía pendiente desde 2015. He aprendido que saber aprovechar el momento es mejor que tener un plan sin comprometerte al 100%.

Por primera vez he aceptado un nuevo rol en toda mi trayectoria, como profesora del Máster en Metodologías Ágiles donde impartiré la clase de Productividad y Aprendizaje Personal. Estoy dedicando muchas horas a preparar el temario para que los alumnos se lleven ideas que les ayuden a ser más productivos y efectivos en su día a día. He re-aprendido la metodología Getting Things Done (GTD), al leerme el libro de nuevo para preparar la asignatura. Siempre que lo leo descubro algo nuevo y una forma de mejorar mi sistema de productividad personal.

Y mi lección más valiosa, he aprendido que hay que vivir más el día a día, tener una dirección más o menos clara de a donde quiero ir pero aceptar que no puedo planificar mi futuro, sólo estar abierta a vivir nuevas experiencias cuando surja el momento o yo misma cree la oportunidad.

Mis experiencias más leídas

Este año intenté ser más activa en el blog y publicar más artículos, pero no lo he conseguido aunque sí he tenido mas visitas. Me he dado cuenta de que he sufrido la parálisis por: ¿sobre qué escribo? así que para los que hayáis llegado hasta aquí os pido contestar a 3 sencillas preguntas que me ayudarían en enfocarme y mejorar mi contenido.

Hola 2017

Si realmente se hiciera realidad un deseo cuando arranca un nuevo año sólo pediría salud.

Estando sana, ya me busco yo la vida para hacer y deshacer 🙂 Lo que sí tengo en mente para el nuevo año es:

  1. Seguir compartiendo mis ideas y vivencias en este blog mejorando el contenido con vuestro feedback.
  2. Voy a buscar más primeras veces, porque me han ayudado a salir de mi zona de confort y han enriquecido mi persona en todos los aspectos.
  3. Quiero crear un hábito de lectura. Este es mi propósito del año y empecé a pensar en ello cuando leí: “Os deseo un feliz propósito” de Jordi Fortuny.

Gracias a todos los que me habéis dedicado algo de vuestro tiempo y feliz año nuevo.

Escucha cuando tu cuerpo te pide parar


Creo que uno de mis mejores aprendizajes en los último años ha sido aprender a escuchar a mi cuerpo. Mi cuerpo me habla, me dice cuando está enérgico, cuando quiere salir, leer, hacer deporte, ir de tiendas y a su vez mi cuerpo me dice cuando debo parar.

Hace dos semanas estuve en la CAS2016 y llegué a la conferencia agotada a nivel físico, mental, personal y profesional. Me llegué a plantear no ir, pero era el último ‘sarao’ del año, tenía ganas de encontrarme con mucha gente, además tenía una historia que contar a la comunidad y con esto gasté la reserva de mis baterías.

vanesatejada_tucuerpopideparar

Sé que algo no va bien cuando empiezo a tener problemas para dormir, porque me despierto durante la noche con frecuencia y me cuesta volver a conciliar el sueño. También noto que mi creatividad se marchita, no me apetece pintar o hacer sketches. Después todo me da una enorme pereza, dejo de hacer planes al salir de la oficina, me apetece irme directa a casa, dejo de hacer ejercicio, dejo de leer, es como si mi cuerpo se fuera apagando. Por último me vuelvo lenta, noto perfectamente como tardo mucho en hacer las cosas y ésta es la peor de las sensaciones, porque me siento poco o nada efectiva. Antes me estresaba mucho cuando me sentía así y luchaba contra los síntomas pero un día me di cuenta de que cuando todos estos síntomas confluyen sólo necesito parar y desconectar para volver a conectar.

Al igual que conozco las señales de mi cuerpo, también sé cual es mi mejor remedio para recuperarme, sencillamente me marcho unos días cerca del mar y cambio la mayor parte de mis rutinas. Aproveché el pasado puente para irme fuera de Madrid. Disfruté de pasear a mi perro por la playa, de ver mis series favoritas, de leer revistas femeninas sin contenido alguno y pasear mucho cerca del mar. El mar me da paz y es mi mejor medicina.

Tras haber descansado, mi cuerpo empezó a hablarme de nuevo, pero con el lenguaje de las ganas de actividad. El lunes por la mañana tenía ganas de ir a la oficina, tenía energía y sabía que ya no iba a ser lenta sino muy productiva porque mi mente estaba fresca y limpia, lo cual me motivaba bastante. Después me entraron ganas de hacer planes fuera de la oficina, de leer los post que tenía pendientes de mis blogs de referencia, estuve dibujando para organizar algunas ideas y me volvieron a entrar ganas de escribir. Por fin estaba de vuelta.

Esto me pasa un par de veces al año, soy consciente de ello, he aprendido a escuchar a mi cuerpo y darle lo que necesita para recuperar la mejor versión de mí misma.

Madurando con la #CAS2016


La Conferencia Agile-Spain es y será siempre una de mis citas obligatorias cada año. Para mí es el principal encuentro con la comunidad ágil de España donde aprendo, comparto y donde además puedo conversar cara a cara con personas a las que tengo mucho respeto y admiración. Ha sido complicado estar al 100% física y mentalmente, los últimos dos meses han sido duros a nivel profesional y personal, pero he gastado en ella mis últimas fuerzas y ha merecido la pena.

Esta vez, además de compartir mi feedback, aprendizajes y un sketch de resumen, me he puesto un poco ñoña con la comunidad.

Lo más me ha gustado

  • El registro online ha eliminado esperas innecesarias y poder ir directamente a coger sitio para la keynote
  • La organización, una venue llena de luz, la ayuda de los voluntarios y el apoyo de los patrocinadores y la asociación Agile-Spain que han hecho posible este evento un año más
  • La energía de los asistentes tan dispuestos a compartir, aprender y seguir mejorando
  • Todas y cada una de las conversaciones de pasillo, durante la comida y cena
  • Los KUDOS repartidos y recibidos han generado sonrisas y aumentado la motivación
  • Temas nuevos en la agenda que demuestran cómo la comunidad está madurando
  • Más “learn by doing” gracias a los múltiples y variados workshops
  • Reencontrarme con mis compañeros de la organización CAS2015 que hacía un año no veía… Para matarnos 🙂
  • Tener una segunda oportunidad para repetir mi charla sin reinicio de Windows ni otros imprevistos técnicos

kudos_vanesatejada

Lo que creo debería mejorar 

  • ¡Más comida! un evento así es como una boda, la comida y bebida no pueden faltar
  • Que la agenda web estuviera actualizada, aunque echarle una foto al panel del pasillo lo solucionaba
  • Poder apuntarte a los workshops de forma online evitando ir a hacer cola y perder la oportunidad de charlar con la comunidad

Temas que me han interesado

  • La Keynote de Chris Matts merece una segunda vuelta así como la sesión de Antonio de la Torre. Siempre me han atraído las comunidades y creo que puedo mejorar mucho a partir de sus charlas
  • La metáfora de la madurez de las empresa y los cinturones de Judo de Roberto Canales que como bien dijo: “hay que acompañar a los equipos hasta que creen hábitos porque sino cuando les dejas vuelven a las andadas”
  • La historia real de una transformación ágil en OptioPay por Mike Rötgers
  • Los inconvenientes y oportunidades de los silos en las empresas que nos contó José E. Huerta así como la importancia de potenciar la estructura informal de nuestra organización
  • La búsqueda de métricas sobre el impacto ocasionado en las personas, equipos y organizaciones en su proceso de mejora continua
  • La manera en que Thomas Wallet facilitó un gran workshop sobre Retrospectivas XXL

Me dió mucha pena perderme las charlas de Xavier Abadalejo, Carlos Blé, Gerard Chiva, Jose Manuel Beas y Maica Trinidad, el taller de juegos de Diego Rojas, Israel Alcázar, Jaume Jornet y Pablo Domingo, así como varias de experiencias reales en otras empresas. Este año organizar la agenda era un reto porque eran muchos los temas que me atraían.

Me hago mayor

Si quiero cerrar este resumen con algo que me ha tocado la fibra esta vez. Veo que me hago mayor con la comunidad, que estamos creciendo y madurando juntos. Mi charla hacía referencia a mi primera CAS hace 5 años, las conversaciones con los que conoces de más años van cambiando, ya no solo te preguntas por el trabajo, por los experimentos en los que andas liado sino por tus hijos, la boda, tu perro… Me gusta crecer a vuestro lado, vosotros enriquecéis mi vida.

Nos vemos el año que viene en Sevilla, ¡y olé!

cas2016_sketchnote_vanesatejada

#CafeYProductivdad: arrancando el otoño con energía 


El pasado sábado 12 de Noviembre asistí por segunda vez al evento #cafeyproductividad y de nuevo ha sido un verdadero placer. Camino de Barcelona empezó para mí este encuentro en la cafetería del tren con José Miguel Bolívar, Jerónimo Sánchez, Jesús Serrano y Alfonso Romay. La verdad es que no se para que cogimos asiento pues estuvimos casi todo el viaje charlando.

Foto de Alfonso Romay

Como siempre que asisto a un evento, quiero compartir con vosotros mis aprendizajes y notas sobre las que voy a reflexionar:

  • Un buen ejercicio personal es hacer explícitos tus valores y ver cómo cuidas de ellos.
  • Encontrar tu vocación y poder vivir de ella te cambia la vida.
  • El problema de planificar es decidir con la información de hoy lo que vas a hacer mañana.
  • Cuando hablamos de planificar mezclamos definir un plan con programar el plan.
  • Es más importante hacer lo correcto en cada momento que seguir el plan.
  • Las personas tienden a hacer lo que la mayoría: “todo el mundo lo hace así”.
  • Las personas no podemos cambiar a otras, si acaso influir en el cambio.
  • La calidad de lo que hacemos depende de la calidad de nuestra atención.
  • Cuando alguien te pide algo, olvida que tú tienes tus propias prioridades.
  • Identifica tus micro-momentos y asegúrate de que ocupan un hueco en tu agenda.
  • Cuidado con la multi-distracción, queriendo estar a todos foros simultáneamente.

Me gustó mucho conocer en persona a Jordi Fortuny, Jordi Sánchez, Jesús Serrano, José Ignacio Azkue, Beatriz Blasco, Montse Vila, Miquel Nadal, David Carulla, Samuel Casanova, Miguel Albizu y Eva Cantabella. Eché de menos compartir conversación con Antonio José Masiá y Paz Garde. Por supuesto, fue muy agradable volver a compartir esta estupenda jornada con Jeroen Sangers, Daniel Aguayo, David Torné, José Miguel Bolívar, Jerónimo Sánchez, Alfonso Romay, Joaquín Peña, a quienes ya había tenido la suerte de desvirtualizar anteriormente.

Lo digo siempre y no me cansaré de decirlo:

Lo mejor de todo encuentro es la conversación espontánea con personas que tienen tus mismas inquietudes.

Gracias Jeroen, Daniel y Jordi por crear este momento para todos nosotros.

Os dejo también un resumen en formato scketch.